Desmontamos la tapa y las conexiones para poder tener acceso al interior del depósito, puesto que es imprescindible si queremos sacar los residuos del interior del depósito.

Un vez hecho esto, extraemos el gasoil existente que se pueda aprovechar, almacenándolo momentáneamente en un depósito portátil que llevamos nosotros. A continuación procedemos a la extracción de los residuos que se han ido acumulando en el fondo del depósito dejándolo limpio y seco.

Seguidamente procedemos a la reposición del gasoil previamente almacenado y al montaje de la tapa con el resto de componentes. 

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted